Melodias en una noche de apagón


Naomi canta. La luna,las estrellas,los vecinos y yo la escuchamos. Tal vez se dio cuenta mas no le vergüenza y sigue cantando.


Cada vez que abre su boca para entonar un verso de la canción, aparecen esos dientes tan blancos como leche, contrastando con la oscuridad de la noche y de su piel. Canta y no lo hace sola, su hermana melliza le hace el coro, armonizando esa noche oscura, de olor a hierba y lodo. Caché, su padre, sentado junto a ellas en una silla de guano, las escucha muy atento; quizás dándose cuenta de que sus hijas hablan un español casi perfecto en comparasion con el suyo.



Años atrás las recuerdo, pequeñas, con la cabeza llena de trenzas y descalzas. Estaban en casa de una de mis tías visitando, ya que siempre habían sido vecinas. Esa vez andaba con mi padrastro, mi madre, mi hermanito y otros primos. Mi padrastro se encanto con ellas y le compro helados a cada una. Desde entonces ellas siempre preguntan por el.


Hoy en día son dos señoritas, aun siguen con sus trenzas, mucho mas bonitas y simpáticas que antes. Continúan cantando en la galería de su casa, mientras la luna, las estrellas,los vecinos, Caché y yo la escuchábamos.

A pesar de que un ratón se metió entre sus pies siguieron cantando. Hasta que llego la luz y seguro que se fueron a ver la novela de las 9:00p.m.

5 comentarios:

DrLacxos dijo...

no habíamos experimentado esta faceta tuya!, tienes un estilo de escribir bastante bueno!, toda un buen cuento corto!

Gigi German dijo...

Coincido con el Doc, una parte de tu vida, narrada a manera de cuento corto. Muy intersante!

Un abrazo, espero estes bien.

.::Mau::. dijo...

que hermosa forma de expresarlo!

si, eso pasa durante los apagones... es algo que no se encuentra en usa, eehhh

besos!

Cherrycola dijo...

muy bueno! me encanto!

Cherrycola dijo...

muy bueno! me encanto!