Segunda o tercera vez con un cigarrillo

La verdad es que miro hacia atrás y digo: como he cambiado o transformado tantas cosas en mi. Pero la curiosidad siempre ha sido una de mis debilidades. Claro, sin llegar al extremo.

Hace alrededor de 5 años atrás. Me había encontrado en raras ocasiones fumando un cigarro a escondidas y luego de terminarlo, rociar ambientador para que nadie notara el fuerte olor que impregnaba el lugar...y mi boca.

Esta vez decidí buscar una complice: Katherine.
Era mi amiga,vecina y compañera de clases y hace 10 años que la conozco. Esa tarde decido ponerme mis bermudas jeans gastadas y con agujeros,mi franela y una camiseta encima abierta. Decidí esa tarde visitarla. Hablamos de todo hasta que le pregunte:

-Tu has fumado kat?
-Nooo
-Yo si,quieres fumar?
-Tienes los cigarrillos?
-No, pero hay que ir a comprarlos.

Esto lo maquinamos en la asotea de su casa hasta que me paro y decido salir al Colmado(bodega,grocery,etc) de la esquina a comprar algo que ahora no recuerdo y también a comprar dos cigarrillos. El que me atendió ni siquiera me había preguntado para quien eran. Además para esa época no estaba el letrero de "prohibida la venta de bebidas alcohólicas y tabaco a menores" y pude salir con mis objetivos de aquel lugar.

Subo las escaleras de la casa. Ahí esta kat,ahora en la cocina sentada me imagino que esperándome. Estábamos solas en el segundo piso y ella buscaba los fósforos para encenderlos.

Salimos a la asotea de nuevo. Esta vez con nuestros cigarros encendidos. Nos sentamos una al lado de la otra con las piernas extendidas en el piso y mirando aquel árbol de almendras que nos daba el frente y sus alrededores.

-Kat, ese hombre nos miró(le digo yo algo asustada al hacerle un gesto con la cara para que mirara una ventana a lo lejos)
-Eso no e' na',que mire, no va a decir nada.
-Segura? y si le dice a tu mama que tamos fumando?
-No se!
-...
Seguimos fumando. Al parecer lo hacíamos bien,porque ninguna de las dos tocía y seguíamos relajadas. Hasta que una voz desde las escaleras nos hizo despertar del trance:
-Katherine! (era su madre)
-Ay! katherine! es Carmen!
-Si!! si!! botalo! juyeee!
-Katherine!!
-Ya vooooy!
Mientras nos parábamos rápidamente del piso. Entramos a la cocina y Katherine había tenido tiempo de tirarlo en un zafacon. Yo como estaba aun en el aire no se me ocurrió otra cosa mas que entrar lo que quedaba del cigarro dentro de un bolsillo de mi camisa. En ese instante,cuando ya tenia la mano dentro del bolsillo entra Carmen.

-Hola Jenni- ahí nos saludamos mientras me voy quitando la camiseta y me la pongo en un hombro. Le dice algo a Katherine y baja tranquilamente por las escaleras donde había subido.

Y pensar que fue para nada.

Cuando quedamos solas Katherine se echo a reír de nervios y a la vez de diversión al notar que el bolsillo de mi camisa tenia un hoyo (hueco) igual o mas grande que el de la capa de ozono. Gracias al miedo y al cigarrillo que al parecer no se había apagado, la eché a perder. Pero no fue para sufrir tanto pues al instante me contagie de la risa de la Katherine...

Nota: Actualmente no fumo. Solo fue una de esas travesuras que no se olvidan.

3 comentarios:

LaVidaSexy dijo...

creo que un 99% hemos puesto un cigarro en nuestras bocas.

Wendy5 dijo...

Felicidades tienes un blog muy bonito y no seas tan curiosa eh?

-s^t[ h dijo...

Me encantó hahaha me reí mucho!! que curiosita eh??